Asociación de Médicos y Sanadores invitan presentación libro “Milagros Herrera: Un puente entre dimensiones superiores”

1236591_714721148543336_1158651726_n (1)

Prólogo Dr. F.Barnosell

Cuando vi que un paciente con una enfermedad grave, mejoraba notablemente sin utilizar la medicina ortodoxa, empecé a investigar que había ocurrido desde el punto de vista médico. Luego vinieron otros casos y cuando lo analizaba más me sorprendía y comencé a darme cuenta de que había muchas cosas que la Universidad de Medicina no me había enseñado. Como las casualidades no existen, en medio de este tránsito conocí a Milagros. Fue como una bocanada de aire fresco que cambió mi percepción de la vida y añadió a la fórmula de la enfermedad, unas variables que no sabía que existían. Me concedió el privilegio de estar cerca de ella mientras sanaba a los pacientes y aprendí con humildad que los médicos nos perdíamos el mundo perceptivo.

Expandí mi conciencia y comencé a sentir en mi piel un nuevo significado del ser humano, su misión en este planeta y como abordar al paciente bajo otro prisma. Nunca he dejado de cumplir los protocolos profesionales, pero pensé que podrían enriquecerse de la sabiduría de las medicinas ancestrales o las terapias no convencionales. Soy consciente de que no son empíricas, pero no por ello menos ciertas. Ella me hizo entender que la fe, también puede ser una herramienta de sanación.

Creer es crear. La ciencia empieza a demostrar que existen cambios fisiológicos en el cuerpo humano a través de la Neuro-Psico-Inmuno-endocrinología.  A partir de estos nuevos conceptos, se abrió un mundo nuevo ante mí, que junto a una seria investigación ha sido el primer paso hacia un cambio de paradigma de la Medicina. Considero necesario que los profesionales de la salud, sean conscientes de esta dimensión invisible, que marca nuestras vidas y que posiblemente el origen de la enfermedad no sea solo la que aparece en nuestros diagnósticos estudiados pos sistemas, sino una simbiosis de medicina y de sanación.

Clip_3Milagros se mueve en este último como pez en el agua. Su capacidad de percepción, sanación y de acceso a otras dimensiones, la sitúa como un ser excepcional. Un Don, del que solo algunos disponen y que son incompresibles para un ser humano normal. Actúa con el corazón, el altruismo y el amor incondicional. Conocerla movió mis cimientos personales y profesionales. Pero lo más importante es que avivó en mí,  la llama de que lo incomprensible también puede ser real. La información e investigación, nos aportará en un futuro próximo, que sus vivencias y como trabaja en sanación, pueden ser demostradas o confirmar que existe un franco camino de mejoría con los pacientes

Este aprendizaje lo escribí en el libro “Entre dos aguas “y gracias a ella, me permitió analizar al paciente como un ser energético, con un vestido temporal (El cuerpo) y que el final de la vida solo es un paso hacia otra dimensión. A partir de aquí, como médico me he cuestionado preguntas como el destino del alma y que venimos hacer a nuestro planeta. Luego ha venido mi lucha para incluir las terapias complementarias en la Medicina Integrativa, que será la base para desarrollar una medina más humanizada, teniendo en cuenta conceptos hasta ahora no valorados, pero que cambiarán nuestra profesión.

Trabajamos conjuntamente uniendo medicina y sanación, con la finalidad de investigar ambas especialidades. Esto nos permitió, hallar muchas respuestas de la enfermedad, su origen, la gestión de las emociones, les energías familiares, la aplicación de terapias naturales en los tratamientos y un sinfín de variables que están cambiando el concepto de cómo vivir y como morir. Un puente entre medicinas, hasta que podamos decir que medicina solo hay una: La que cura. En el plano terrenal escogemos lo que queremos ser: En mi caso, médico. En el espiritual, cuando somos energía es posible que también hayamos solicitado cumplir una misión.

Si es así, esta es la nuestra. Ayudar a las personas a que no enfermen y si su cuerpo se desequilibra y aparece la enfermedad, sostenerlos, curarlos de la forma mas humanizada posible, teniendo en cuenta otros factores y aprender de las señales que nos ha enviado.

Ella fúe el eslabón que me permitió conocer a Alex Örbito, Marika Verheiden y Rosa Casado que me ayudaron a crecer como persona y sobretodo como médico sensible al mundo invisible en que se mueve Milagros. Nada ocurre sin un motivo, aunque la respuesta este en otra dimensión a la que no tenemos acceso. Con el paso del tiempo te das cuenta de que has vivido una experiencia única, sin la cual hoy no sería el mismo. Estoy convencido de que después de leer su libro, nadie se quedará igual. Es lo que suele ocurrir cuando estas cerca de un ser único como ella.

Leyendo lo que ha sido y es su vida, os daréis cuenta de que existe un mundo desconocido, pero que está presente en nosotros. Podréis creerlo  o no, pero es posible que su mensaje os resuene, porque vibracionalmente estéis en la misma frecuencia. La apertura de conciencia a nivel planetario es una realidad y ella es una pionera de nuestro siglo. Por algún motivo la bautizaron con el nombre Luz Milagros Herrera, porque trae claridad a nuestras vidas y esto solo es el inicio de un mundo mejor.

Dr. Francisco Barnosell

Presidente de la Asociación de Médicos, Terapeutas y Sanadores

Doctor en Medicina y Cirugía

Rehabilitación, Neurología, Electromiografía Y Medicina Integrativa


PRESENTACIÓN DEL LIBRO (20)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s